Connect with us

Música

En “Velox Veritas”, tercer álbum de estudio de Rey Pila, la banda despliega su gran gama de influencias

Un disco recomendable de principio a fin para ponerse a bailar y ponerse de buen humor

Por Víctor Moreno

En Velox Veritas, tercer álbum de estudio de Rey Pila, la banda capitalina despliega su gran gama de influencias. Grabado en los estudios de Sonic Ranch y lanzado por Arts & Crafts México, el álbum fue co-producido por Dave Sitek (TV on the Radio), quien también ha trabajado en discos emblemáticos de bandas como Foals y Yeah Yeah Yeahs.

El sucesor de The Future Sugar (2015) es un álbum que cuenta con 11 temas donde la banda no teme ser ecléctica y deja ver los aprendizajes que ha tenido a través de una década donde han pisado importantes escenarios incluido el Foro Sol de la CDMX, así como tours y festivales representativos por todo México, Estados Unidos y Europa.

Muchos de los temas del álbum se antojan para disfrutar entre las sombras e incluso hay varios para la pista de baile (“Dark Paradise” y “My Friends Are Going Crazy”) pues Diego Solórzano, Rodrigo Blanco, Andrés Velasco y Miguel Hernández decidieron experimentar con diversos beats para complementar sus sintetizadores y guitarras robóticas.

La reminiscencia a los ochenta sigue presente, sobre todo en temas como “Casting a Shadow” y “Josephine”, pero también hay sorpresas de psicodelia electrónica, algo de dance industrial y hasta flow caribeño a lo largo de los cuarenta minutos de Velox Veritas. Diego Solórzano y su característica voz también exploran nuevos caminos y distorsiones.

Un disco recomendable de principio a fin para ponerse a bailar y ponerse de buen humor, sobre todo en estos tiempos difíciles de contingencia.

Rey Pila – Dark Paradise (Official Video)

BIOGRAFÍA

Por Lorena Rojas Sarmiento

“Siempre he pensado que con estas disciplinas artísticas todo tiene que ver mucho con un accidente” dice Diego Solórzano, líder y vocalista de Rey Pila, mientras que está en su casa en México cumpliendo con el aislamiento. Diego lleva más de 20 años haciendo música y uno de los principales atractivos que encuentra en ella es el misterio que hay detrás de cada nota musical, de cada melodía, de cada elemento que hay detrás de la creación de una canción.

Durante 6 años Diego Solorzano hizo parte de Los Dynamite, una agrupación mexicana que se formó en el 2002 y se convirtió en una de las precursoras del indie rock en México, por su particular sonido, la inclusión de elementos electrónicos y porque cantaban en inglés. La banda tenía influencias musicales de Daft Punk, Happy Mondays, Rod Stewart, The Velvet Underground, entre otros.

Aunque su carrera fue corta, Los Dynamite logró un reconocimiento importante en la escena musical mexicana, fue el acto de apertura durante una gira de Interpol en México, tocaron en importantes festivales como el Corona Fest y estuvieron nominados a mejor banda independiente en los MTV Video Music Awards iberoamericanos en 2007. Un año después, en 2008 la banda le puso punto final a su capítulo musical y fue entonces cuando Diego Solorzano comenzó su proyecto como solista.

Diego emprendió un viaje hasta Nueva York para grabar “Rey Pila” (2011), el primer trabajo discográfico de su carrera como solista y de lo que conocemos en la actualidad como Rey Pila. El álbum fue compuesto en su totalidad por el artista, tiene cuatro canciones en español, seis en inglés y contó con la producción de Paul Mahajam (Tv on the Radio, Yeah Yeah Yeahs, The National); Diego formó una nueva banda para tocar el álbum en vivo con Andrés Velasco, Rodrigo Blanco y Miguel Hernández (bajista en Los Dynamite), quienes se convirtieron en sus compañeros musicales de forma permanente.

Con Rey Pila como una agrupación establecida, sus integrantes comenzaron a trabajar en el segundo álbum de la banda, mientras tanto estaban realizando una gira en Estados Unidos, pero no era un momento fácil para la banda “nosotros como banda estábamos en una situación difícil, como pisando hielo frágil. Los pasos que hemos dado los hemos dado como haciendo una apuesta en un casino” comenta Diego sobre aquella época.

Pero entonces un ‘accidente’ bastante positivo le sucedió a la banda, en noviembre de 2012 se presentaron en Mercury Lounge en East Village, Nueva York, era noche de elecciones presidenciales y no había luz en el sector, pero un par de personas asistieron al show en primera fila y grabaron parte de su presentación en sus teléfonos móviles, esto de por sí ya significaba un gran logro para la banda, pero lo mejor aún estaba por venir.

Días antes a esa presentación Julian Casablancas, líder y vocalista de The Strokes y The Voidz, estaba en su oficina y escuchó una canción que lo cautivó de inmediato, pensó que nunca la iba a volver a escuchar, pero en realidad el tema estaba sonando en una oficina contigua: “Un amigo reproducía el demo de una banda nueva, y esa era Rey Pila” le dijo el artista al diario El País.

Julian quedó tan enamorado del sonido de Rey Pila que le pidió a algunos de sus empleados que fueran al Mercury Lounge y grabaran la presentación, así que gracias a las personas que estaban en primera fila en aquel concierto y que grabaron la presentación de Rey Pila, se empezó a gestar la colaboración entre el artista y la agrupación mexicana.

“Nos dijeron que alguien había mandado a hacer reconocimiento de la banda y no lo creíamos, luego empecé a recibir mails de Julian diciendo que estaba muy interesado en la banda, que tenía muchas ganas de trabajar con nosotros”, recuerda Diego sobre aquel momento que significó un sueño para Rey Pila, pues desde tiempo atrás admiraban el trabajo de Julian con The Strokes y The Voidz.

“Es peligrosa la memoria humana porque se nos olvida que ya habíamos trabajado muy fuerte para eso” resalta también Diego, pues si bien el apoyo de Julian Casablancas ha sido crucial en la carrera de la banda, hay que destacar que sus integrantes llevaban años trabajando para que su música trascendiera fronteras.

El primer sencillo que la banda lanzó bajo Cult Records -el sello discográfico de Julian Casablancas- fue “Alexander” en el 2013, y aunque la banda ya tenía listas las maquetas de su segundo trabajo discográfico Julian decidió mezclar de nuevo todas las canciones, un proceso que retrasó el lanzamiento del disco que finalmente vio la luz en el 2015 bajo el nombre de “The Future Sugar”.

El apoyo de Julian Casablancas le abrió muchas puertas a Rey Pila, por ejemplo las de Colombia, en 2016 la agrupación se presentó en el Festival Almax y en el 2017 acompañaron a The Voidz en el tour Hollywood Bolivar. Sobre su visita a Colombia dice Diego: “el Almax era un festival muy grande, la pasamos muy bien y en el concierto de Julian también, sobre todo porque tuvimos tres días antes del concierto para estar paseando en Bogotá. Fuimos a algunas galerías de arte, comimos y la pasamos muy bien.”

En el 2019 Rey Pila fue la agrupación encargada de abrir los shows de Phoenix y The Cure en la Ciudad de México, dos experiencias inolvidables para la banda. Por una parte, con Phoenix fueron cuatro presentaciones en un lugar más pequeño e íntimo; por otro lado, en el mítico Foro Sol fue el acto de apertura de The Cure, además sus integrantes tuvieron la oportunidad de conocer a Robert Smith, líder y vocalista de la legendaria agrupación.

“The Cure ha tenido un impacto en los últimos 30 años en mucha música y en muchas bandas, conocer a Robert Smith, que haya platicado con nosotros, que haya sido tan genuino, tan honesto, y tan directo, nos dio una ola con agua fresca de ánimo para poder seguir en la música, pues el negocio de la música es bastante oscuro”, dice Diego Solorzano sobre esta importante experiencia para la banda.

“Cuando salimos de tocar de repente Robert Smith se apareció en frente y dijo que muy bien, que estaba muy contento. Le dijo a los de su banda que tenían que tocar muy bien porque nosotros habíamos tocado muy bien y luego platicamos sobre Siouxie & The Banshees, nosotros tenemos un cover de ella que escribió con Robert Smith”, así fue el encuentro que tuvo Rey Pila con The Cure durante su concierto el pasado 9 de octubre de 2019.

Desde ese concierto con The Cure hasta la actualidad el mundo ha cambiado de manera inimaginable, actualmente cada uno de los integrantes de la banda está en su casa en México y según dice Diego ellos tienen el privilegio de no tener que salir a trabajar, sino que pueden hacerlo desde la comodidad de su hogar.

“Lo que alcanzamos a ver aquí es muy triste, mucha gente no tiene la oportunidad de quedarse en casa, vive del día a día y al parecer los pobres ya son más pobres y sobre todo arrancan campañas políticas utilizando estas situaciones a su favor, es muy triste y a mi me hace enojar mucho, ver esta realidad, pero esto también me ha ayudado en lo personal a poder escribir más canciones”, este es el panorama que percibe Diego desde su posición como artista y como ser humano.

Rey Pila – Drooling (Official Video)

Por el momento la banda se encuentra trabajando en el lanzamiento de su próximo trabajo discográfico “Velox Veritas” que verá la luz en agosto de este año, para Diego este es el álbum más experimental y arriesgado hasta el momento de Rey Pila “no como un disco de Flying Lotus”, pero sí en su sonoridad y en la composición de sus canciones.

De este disco tenemos dos adelantos hasta el momento: “Let it Burn” y “Casting a Shadow”, una canción que nació en la guitarra de Diego Solorzano mientras que estaba en su casa, luego la grabaron en México, y mientras que realizaban ese trabajo, a mitad de la canción había una especie de laberinto, pero finalmente lograron salir de ese laberinto y cuando el tema vio la luz hizo emocionar a todos sus integrantes.

La letra de “Casting a Shadow” está basada en la teoría sobre la sombra del psicólogo Jung, que habla sobre una sombra que todos tenemos, que hay que acoplar e integrar con nosotros mismos.

Los teclados siempre han estado presentes en la música de Rey Pila, y en “Casting a Shadow” no es la excepción, para Diego los teclados “son un instrumento que te permite romper los límites y las fronteras de muchos sonidos, te permite crear mundos”, un complemento de las guitarras que son bastante populares en la música.

Este tema tiene un toque de Queen y es que Brian May siempre ha sido una gran inspiración para Diego, por esta razón su sonido característico es una de las principales inspiraciones en la canción.

Rey Pila no tiene una fórmula mágica para componer sus canciones, no hay una regla per se, a veces la melodía llega primero, otras algunas frases o temas rondan la cabeza de sus integrantes, lo cierto es que la banda siempre está abierta a explorar diferentes sonoridades y universos musicales, intentando develar el misterio que hay detrás de la música.

Rey Pila – Casting a Shadow

 

Suscríbete a los boletines WWM.Rocks

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Tendencias WWM.Rocks

Keith Richards & The X-pensive Winos – Live at The Hollywod Palladium

Música

Away (2019) sublime animación de Gints Zilbalodis

Cine

Elton John edita “Jewel Box”, una caja con rarezas y canciones inéditas

Música

Joe Crepuesculo presenta ‘SuperCrespus II’, una continuación en clave pop-rock de su primer disco doce años después

Música

Connect
Suscríbete a los boletines WWM.Rocks