Connect with us

Cine

“Médecin de nuit” estupenda y existencialista película noir dirigida por Elie Wajeman

Mikael trabaja como médico de urgencias nocturnas con gran vocación. Entre visitas a los barrios pobres, atiende a otros desamparados: drogadictos, vagabundos…

 

Título original: Un médecin de nuit aka Médico de noche

Año: 2020
Duración: 100 min.
País: Francia
Dirección: Elie Wajeman
Guion: Agnès Feuvre, Elie Wajeman
Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine
Fotografía: David Chizallet
Reparto: Vincent Macaigne, Pio Marmai, Sara Giraudeau, Sarah Lepicard, Florence Janas, Lou Lampros, Ernst Umhauer, Sylvain Jacques, Jehanne Pasquet, Pauline Vidal, Thibault Fraisse, Sékouba Doucouré

Sinopsis oficial

Mikael trabaja como médico de urgencias nocturnas con gran vocación. Entre dos visitas en los barrios pobres, atiende a otros desamparados: drogadictos, vagabundos… Se codea con la miseria. Pero su vida está en ruinas. Sobre todo cuando su primo farmacéutico le pide que falsifique recetas para obtener Subutex. Una noche, Mikael decide alejarse del tráfico de drogas y rehacer su vida. Pero tendrá que pagar un precio alto para lograrlo.

Por José María Aresté

¿Se puede cambiar toda una vida en una noche? Mikael es un médico entregado a sus pacientes y con cierta conciencia social, casado y con dos niñas preciosas, pero que está entrampado. Atiende urgencias y hace guardias por la noche, prestando atención a una zona deprimida y haciendo recetas a drogadictos, pero ha entrado en una espiral muy peligrosa, impelido por su primo farmacéutico. En efecto, extiende más de lo debido recetas de subutex, un opiáceo para tratar adicciones, que luego se venden en el mercado negro, y ahora le piden que prescriba fármacos más fuertes. Además, está teniendo una relación adúltera con Sofia, la novia de su primo. Así que ha decidido cortar con todo lo que está echando a perder su vida, pero la carne es flaca…

Elie Wajeman, director y coguionista, concibe una película guiada por un personaje, y que transcurre en una sola noche, como apunta el título. Y explora las contradicciones de quien desearía ser una persona decente, que sabe que el amor y darse a los demás es lo más importante, pero que se ha dejado pillar por un mundo fuera de las normas, y por unas pasiones que pueden echar a perder lo que podría ser una vida lograda.

Tal vez el film es demasiado simple y reiterativo, pero la propuesta ayuda a pensar acerca de las decisiones que tomamos y el modo en que pueden marcar nuestras vidas. Quizá el desenlace es algo fatalista, pero coherente con la idea de que lo normal es morir como se vive, y donde aletea incluso cierto aliento poético. Vincent Macaigne compone bien al protagonista, y en el reparto distinguimos a Sara Giraudeau, con quien Wajeman ya trabajó en la serie Oficina de infiltrados.

ENTREVISTA

Elie Wajeman • Director de Médecin de nuit

“Quería tratar al personaje como una especie de detective privado que peina la peligrosa ciudad”

El director habla sobre su estupenda y existencialista película noir, etiquetada por la Selección Oficial de Cannes 2020 y por fin estrenada en las salas francesas

¿Cómo surgió la idea de hacer una película de cine negro sobre un médico nocturno parisino?
Elie Wajeman: Empezó con mi deseo de hacer una adaptación de Platonov, de Chéjov, de crear un médico nocturno y mezclar el cine negro con una intriga criminal. A medida que avanzaba en el proceso, me alejé de Platonov. Al principio, no conocía muy bien el mundo de los médicos nocturnos, pero tenía el presentimiento de que sería un gran personaje de ficción que me permitiría mostrar, a la vez, la ciudad y la intimidad de la casa de las personas en sus apartamentos parisinos. Yo quería tratarlo como un personaje novelesco puro, una especie de detective privado que recorre la peligrosa gran ciudad.

Este médico nocturno evoluciona hacia una zona gris de límites difusos en su trato con drogadictos.
En su compromiso, hay varios estratos. El que tiene con los drogadictos roza la ilegalidad, pero no es ilegal porque puede prescribir Subutex, que además salva vidas desde hace años. Pero yo compliqué más las cosas con la presión del deber familiar hacia su primo, que lo hará pasarse a la ilegalidad. La cuestión de la zona gris siempre es el trasfondo del cine negro.

¿Cómo te documentaste para escribir un guion tan documental en muchos aspectos?
Me encanta investigar y busco siempre historias donde pueda hacerlo. Me reuní con gendarmes especializados en el tráfico de Subutex, y con farmacéuticos que me contaron los entresijos de su profesión, pues detrás de las hermosas fachadas, los entresijos son complejos: no hay que olvidar que ellos venden drogas, cosas químicas que cambian. También asistí al juicio de un médico acusado de haber traficado con Subutex y al de un farmacéutico sospechoso de haber participado en un entramado. Me di cuenta de que la inclinación hacia la ilegalidad era bastante común. También acompañé en varias ocasiones a médicos nocturnos, esos que han abandonado por completo la vida diurna, como ocurre en la película, con este hombre adicto a la noche que regresa al amanecer. Todo esto contribuyó a la escritura documentada del guion.

Sobre este fondo documental, has introducido ficción.
Yo busco la tensión entre el documental y la ficción. La noche y el médico nocturno son necesariamente novelescos: evolucionamos fuera de las normas de la sociedad, podemos tener historias de amor escondidas. Pero también era muy importante incluir escenas de estilo documental, sobre todo con los pacientes.

Tú evocas como referencias Malas calles, El jugador, Noche en la ciudad, Teniente corrupto o Scarface, de Hawks. También podríamos nombrar las primeras películas de James Gray.
Yo quería contar una historia de familia en París, con una dimensión eslava, rusa, judía de Europa del Este, dar un paso al costado con respecto al relato francés y crear un todo en uno. Como Noches blancas, de Dostoïevski, que dio lugar a la película de Luchino Visconti, pero también Two Lovers, de James Gray. Lo que más me gusta es la tensión que subyace en las narrativas entre películas de género y películas existenciales como en El último deber, de Hal Ashby, por ejemplo. Sin embargo, Médecin de nuit no es cine estadounidense porque yo dirijo películas muy francesas. Lo que me gusta de esta película es que fui honesto: es violenta, dura, noir.

Debido a la crisis sanitaria, la película se estrena en los cines un año después de haber recibido su etiqueta de Selección Oficial del Festival de Cannes. ¿Aprovechaste este tiempo suspendido para avanzar en otros frentes?
Tengo dos proyectos en curso. Uno está en la línea de Médecin de nuit: una película cerrada, parisina, noir, pero un poco más divertida y de nuevo con Vincent Macaigne, que supone un encuentro determinante en mi trayectoria como cineasta.

MÉDECIN DE NUIT Bande Annonce VF (Drame, 2021) Vincent Macaigne, Pio Marmaï, Sara Giraudeau

 

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Tendencias WWM.Rocks

La Femme, el famoso grupo de rock de origen francés, presenta su nuevo álbum “Paradigmes: Supplements”

Música

Leiva y sus 14 historias detrás de ‘Cuando te muerdes el labio’: su quinto álbum de estudio

Música

Emilia, Pardo y Bazán presentan “El Mal de la Juventud”

Música

La bande-son imaginaire, la fusión mexicano-francesa presenta “La Muerte En Vintage”

Música

Connect